Inicio CONTACTOLOGÍA Control de la miopía, orto-k y ojo seco: las tendencias en el...

Control de la miopía, orto-k y ojo seco: las tendencias en el mercado de la contactología

Niña pasando por un examen vissual
Conóptica apuesta por la formación con la finalidad de impulsar la contactología como sistema para frenar la miopía infantil.

Cuáles son las tendencias que marcan el mercado de la contactología. Conóptica ha trazado una hoja de ruta para profesionales de la salud visual, que arranca en el control de la miopía, sigue por la orto-k y termina en el tratamiento del ojo seco.

“Es importante informarse de una forma exhaustiva de todas las opciones que nos ofrece el mercado y decidirnos por aquella que nos ofrezca la mejor opción para salir de nuestra zona de confort y convertirnos en expertos”, ha explicado la compañía que, en la actualidad, tiene en marcha algunos programas de formación en estos campos.

“Es incuestionable que ser experto comporta estar permanentemente al día, con un nivel de formación máximo y equipado con la tecnología más avanzada, actualizada y específica…”.

Las nuevas tendencias en contactología deberían ser tenidas en cuenta por los ópticos

Conóptica ha remarcado que las nuevas tendencias en contactología deberían ser tenidas en cuenta por los profesionales de la salud visual a la hora de pensar en las necesidades de sus clientes y en el futuro de sus ópticas.

“Incorporando nuevos servicios, tendremos la oportunidad de seguir creciendo en el segmento de la contactología, fidelizando aún más a nuestros clientes y consiguiendo que nuestra tasa de abandono de lentes de contacto disminuya”.

De manera adicional, “podremos seguir o comenzar a cobrar por nuestros servicios profesionales y aumentar nuestra facturación gracias a la venta de productos nuevos o complementarios y sobre todo a la protocolización de los procesos en la óptica mejorando así la productividad”.

En este contexto, Conóptica ha informado de que la orto-k es una tendencia que cada día es más popular. “La hemos de considerar como una alternativa más a las gafas y a las lentes de contacto como compensación de la miopía”, incluso en pacientes adultos que tienen dificultades de visión.